lunes, 11 de noviembre de 2013

Genaro de Egileor, el periodista del exilio

Genaro nació en Galdakao en 1908 en el seno de una familia numerosa, era el pequeño de ocho hermanos. Dirigió los coros de Juventud Vasca y participó en el Comité ejecutivo de la ikastola de Plazakoetxe. Con motivo del crimen de Juan Cruz Ereño, prestó declaración por disputas en los medios de comunicación con el fallecido. Genaro fue uno de los personajes de la cultura vasca, cuya actuación política en los acontecimientos de la Guerra Civil, le llevó al exilio americano. Comprometido con el PNV y ELA, Genaro se inició en el periodismo tanto en el diario Euzkadi, gracias a lo cual conocemos el quehacer diario de los galdakoztarrak en los años 30, como en La Tarde, con información social en portada, bajo el pseudónimo de Atxerre, al tiempo que trabajaba activamente en las tareas por la promoción de la cultura vasca.

 
                                  Genaro de Egileor, “Atxerre”


En el levantamiento militar del año 36, se encontraba en Donostia en los cursos de Eusko Ikaskuntza y los acontecimientos le obligaron a permanecer allí, colaborando con el Diario de la República. Hasta la caída de Bilbao, ocupó la dirección del diario Lan Deya, órgano de prensa de ELA. Aseguraba la perfecta fidelidad de Lan Deya a las consignas del Lehendakari Agirre, que no olvidó esta fidelidad, conduciendo a Genaro a trabajar en su gabinete de comunicación, que emitió diversos programas de radio y publicó artículos con motivo de la guerra. Con la entrada del ejército franquista, el gobierno de Agirre tuvo que huir hacia Francia y de allí hacia Barcelona hasta enero de 1939. Durante ese tiempo, asumió nuevamente tareas comunicativas relacionadas con la radio que el Gobierno Vasco dispuso en Barcelona. Ante la caída de Barcelona, salió con la Delegación vasca hacia Francia.

El gobierno de Agirre creó en el extranjero la estructura de una serie de publicaciones periódicas. En Francia, algunos miembros del Gobierno Vasco crearon un lugar para la atención de los refugiados y heridos vascos, la atención sanitaria para los heridos de guerra se realizaba en el famoso centro de Biarritz que se habilitó para ello. Formando parte de la delegación del PNV, marchó con las primeras partidas de exilio a Sudamérica. Colaboró en Euzko Enda junto a Barandiaran, en la columna “Los vascos en América”, en la que se realizaba un reconocimiento a los pueblos americanos, siendo muy crítico con la colonización española. El 30 de diciembre de 1939 colaboraba en Euzko Deya de Buenos Aires. Desde allí, se orquestarían las principales actuaciones para la comunicación y propaganda del Gobierno Vasco, así como para el fomento y divulgación de la cultura vasca. En todo ello participó activamente con su actividad periodística. El 5 de octubre de 1942 Agirre visitó por primera vez el Centro Vasco de Caracas y Egileor vivió así un primer encuentro con el lehendakari. Este Centro fue un hervidero social, político y cultural, donde se creó la primera emisora de Radio Euzkadi. Allí retomó sus anteriores trabajos en la radiocomunicación.

En un ambiente crispado y tras reiteradas alusiones personales a su cargo en la revista Euzkadi y a sus intervenciones radiofónicas, cesó en la dirección, siendo sustituido por Martin de Ugalde.

A partir de entonces, se dedicó a la familia y los negocios cárnicos y ganaderos. Se casó en 1957 con Concha de Partearroyo, de familia bilbaína, con quien tuvo a Begoña Chiquinquirá. Rechazó invitaciones a la participación activa en política. El matrimonio Egileor llegó a montar un piso en Bilbao con la idea de instalarse definitivamente. Contratiempos en los negocios venezolanos le llevaron nuevamente a América. Poco tiempo después sufrió un primer infarto y estando ingresado en el Hospital, un segundo ataque le quitó la vida. Falleció en San Juan de los Morros, Venezuela, el 24 de febrero de 1963 a los 55 años, tras veinticuatro años de exilio.
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario